top of page
pros.png

Programa de
Salud Masculina

¡Por una próstata sana,
vive sin límites!

prostata-1.png

¿Qué es?

La próstata, una glándula del sexo masculino apenas conocida hace tan solo una década, es objeto de gran interés hoy día y la protagonista de cientos de reportajes tanto en la prensa general como en las revistas científicas de salud. El incremento de la supervivencia de los hombres hasta una edad en la que el aumento de tamaño de la próstata es frecuente y el cáncer de próstata es más común, ha hecho que un gran número de cánceres de próstata sin síntomas y previamente no sospechados sean ahora identificados mediante una simple maniobra exploratoria manual y un sencillo análisis de sangre.

LA GLÁNDULA PROSTÁTICA

La glándula prostática o próstata es una parte clave del tracto reproductor masculino y se encuentra íntimamente ligada a las vías urinarias. Es una pequeña glándula que segrega la mayor parte de la porción líquida del semen que transportan los espermatozoides a lo largo del pene cuando se produce la eyaculación. La próstata se encuentra situada justo debajo de la vejiga urinaria y delante del recto. Del tamaño de una castaña, envuelve y rodea una sección de la uretra, que es la que transporta la orina desde la vejiga urinaria hasta el exterior.

prostata-2.png

Consejos para cuidar la próstata

o Aliméntate de forma saludable. Una dieta sana no solo consiste en comer bien, sino en nutrirse. Lo ideal es aumentar la ingesta de alimentos naturales como frutas, hortalizas y verduras, legumbres, cereales integrales y proteínas de calidad, y reducir el consumo de lácteos (leche, yogur, queso), azúcares, carnes rojas y grasas, en general.

o Evita el exceso de peso. Mantener un peso saludable ayuda a mejorar la salud en general y a prevenir, entre otros, los problemas en la próstata.

o Practica ejercicio. Haz deporte, en función de tu capacidad, durante al menos 30 minutos al día varios días por semana y trata de adoptar hábitos sencillos como ir caminando a los sitios o subir siempre por las escaleras.

o Acude al urólogo. Las revisiones anuales son fundamentales para poder prevenir, detectar y tratar cualquier problema a tiempo.

prostata-3.png

Importancia de conocer los síntomas

Tanto para prevenir como para diagnosticar precozmente las patologías, a partir de los 50 años los hombres deben conocer y estar más atentos a estas manifestaciones:

 

o El hombre empieza a orinar más veces de lo normal, es decir, ya no aguanta 5 o 6 horas sin orinar, tiene que ir cada dos horas o dos horas y media al baño.

 

o Nota que en vez de levantarse una vez por las mañanas ahora empieza a levantarse dos o tres veces o que no se levantaba y ahora lo hace.

 

o La micción pierde fuerza.

“Siempre hay un cambio. Todos éstos son síntomas de prostatismo. Otros más graves son presencia de escozor al orinar o de sangre en la orina”, indican que factores modificables como llevar una vida sedentaria o realizar comidas copiosas se relaciona con la aparición de los síntomas, pero no con el cáncer de próstata.

prostata-4.png

Otras causas posibles de síntomas urinarios

Algunos otros problemas de salud pueden derivar en síntomas similares a los del agrandamiento de la próstata. Estos incluyen los siguientes:

 

o Infección de las vías urinarias

o Inflamación de la próstata

o Estrechamiento de la uretra (el conducto que lleva la orina desde la vejiga hacia el exterior del cuerpo)

Algunos medicamentos también pueden derivar en síntomas similares a los ocasionados por la hiperplasia prostática benigna. Estos incluyen los siguientes:

o Medicamentos fuertes que alivian el dolor, llamados opioides

o Medicamentos para el resfriado y la alergia

o Medicamentos más antiguos para la depresión, llamados antidepresivos tricíclicos

prostata-5.png

Como prevenir problemas de próstata

Las patologías de la próstata se encuentran entre las enfermedades más frecuentes en hombres mayores de 50 años. El cáncer de próstata es el tumor más frecuente entre los hombres con, aproximadamente, 35.127 nuevos casos al año.

Sin embargo, y pese a que la tasa de curación ronda el 90% cuando se diagnostica de forma precoz, los hombres siguen sin ser del todo conscientes de la importancia de someterse a revisiones periódicas para prevenir el cáncer de próstata y otras enfermedades prostáticas.

ALIMENTACIÓN SALUDABLE

¿cómo hay que cuidar la próstata? El primer paso es cuidar la alimentación, dejar el hábito tabáquico y reducir la obesidad aumentando el ejercicio físico. Si hablamos de la HBP, se recomienda evitar los alimentos picantes y moderar o evitar la ingesta de bebidas con alcohol debido al efecto diurético e irritante que poseen a nivel vesical, influyendo negativamente en la frecuencia y urgencia miccionales, así como en la nocturia.

PROSTATA-6.png

Cuando se debe consultar a un médico

Varias afecciones pueden contribuir a los signos y síntomas asociados con la prostatitis. Es importante obtener un tratamiento y diagnóstico precisos lo antes posible. Solicitar atención médica de inmediato si se presenta lo siguiente:

 

o Imposibilidad de orinar

o Dolor

o dificultad al orinar, además de fiebre

o Sangre en la orina

o Dolor o molestia intensos en la zona pélvica o los genitales

ENFERMEDADES MÁS FRECUENTES DE LA PRÓSTATA

o Prostatitis

o Hiperplasia benigna de próstata (HBP)

o Cáncer de próstata

PROSTATA-7.png

Prostatitis

La prostatitis es un trastorno de la glándula prostática que por lo general se asocia con inflamación. La prostatitis con frecuencia provoca dolor o dificultad al orinar, además de dolor en la ingle, la zona pélvica o los genitales. Las infecciones bacterianas son la causa de algunos casos de prostatitis.

TIPOS

o Prostatitis bacteriana aguda:

una infección bacteriana de la próstata que suele estar acompañada de síntomas repentinos y graves

o Prostatitis bacteriana crónica: una infección bacteriana continua o recurrente que suele estar acompañada de síntomas menos graves

o Prostatitis crónica o síndrome de dolor pélvico crónico: dolor pélvico continuo o recurrente y síntomas en las vías urinarias sin signos de una infección

o Prostatitis inflamatoria asintomática: signos de inflamación de la próstata sin síntomas

SÍNTOMAS

o Dolor o sensación de ardor al orinar (disuria)

o Dificultad con la micción, como goteo o vacilación urinaria o Micción frecuente, en especial a la noche (nicturia)

o Necesidad urgente de orinar

PROSTATA-8.png

Pruebas para detectar enfermedades
bacterianas

Las pruebas diagnósticas para determinar si hay una infección probablemente incluyan lo siguiente:

 

o Examen digital del recto. En este procedimiento, el proveedor de atención médica inserta un dedo cubierto con un guante y lubricado en el recto para detectar si la próstata está inflamada.

o Análisis de orina. Deberás proporcionar una muestra de orina que se analizará para determinar la presencia y el tipo de infección bacteriana.

o Análisis de sangre. Las muestras de sangre pueden analizarse para detectar signos de infección y otros problemas de la próstata.

o Prueba de espécimen prostático. En algunos casos, el proveedor de atención médica puede masajear suavemente la próstata durante un examen rectal para que se libere líquido prostático hacia la uretra. Luego, mediante la obtención de una muestra de orina se podrá expulsar y analizar el líquido prostático y determinar la presencia de bacterias.

prostata-9.png

Hiperplasia benigna de próstata 

La hiperplasia prostática benigna es un problema de salud que se hace más común con la edad. También se denomina agrandamiento de próstata.

El agrandamiento de la próstata puede causar síntomas molestos, como bloquear el flujo de orina desde la vejiga. También puede causar problemas en la vejiga, las vías urinarias o los riñones.

SÍNTOMAS

Los síntomas frecuentes de la hiperplasia prostática benigna incluyen los siguientes:

o Necesidad de orinar frecuentemente (micción frecuente) o con urgencia.

o Esto suele ocurrir más por la noche.

o Dificultad para comenzar a orinar.

o Flujo de orina débil o que se detiene y vuelve a comenzar.

prostata-10.png

Factores de riesgo para una próstata
agrandada

o Envejecimiento. Una glándula prostática agrandada pocas veces genera síntomas antes de los 40 años. Después de eso, comienza a aumentar la posibilidad de tener una próstata agrandada y síntomas relacionados.

 

o Antecedentes familiares. Tener un pariente consanguíneo con problemas de próstata significa que es más probable que tengas problemas con la próstata.

 

o Diabetes y enfermedades cardíacas. Los estudios muestran que la diabetes podría aumentar el riesgo de hiperplasia prostática benigna, al igual que las enfermedades cardíacas.

 

o Estilo de vida. La obesidad aumenta el riesgo de hiperplasia prostática benigna. Hacer ejercicio puede ayudar a reducir el riesgo.

prostata-11.png

Cáncer de Próstata

El cáncer de próstata es el tumor maligno más frecuente en los hombres. Según los datos del Registro Nacional de Cáncer de Próstata, cada año se diagnostican en nuestro país 25.000 nuevos casos. Es una patología tan común que, cuando se examina el tejido prostático obtenido tras una intervención quirúrgica o en una autopsia, se encuentran tumores en el 50% de los hombres mayores de 70 años y prácticamente en todos los que superan los 90 años.

Prevención del cáncer de próstata

La prevención del cáncer consiste en las medidas que se toman para reducir la probabilidad de enfermar de cáncer. Con la prevención del cáncer, se reduce el número de casos nuevos en un grupo o población. Se espera que esto reduzca el número de muertes causadas por el cáncer.

Síntomas de cáncer de próstata

A pesar de que la mayoría de cánceres de próstata no producirán signo ni síntoma alguno, cuando éstos aparecen son similares a los del aumento de tamaño de la próstata: dificultad para orinar, chorro débil, urgencia frecuente para orinar, especialmente durante la noche, micción dolorosa o con sensación de quemazón y sangre en la orina.

prostata-12.png

Cirugía y otros tratamientos para el agrandamiento de próstata

La cirugía y otros procedimientos pueden ayudar con los síntomas de hiperplasia prostática benigna si ocurre lo siguiente:

 

o No obtienes suficiente alivio de los medicamentos.

o Prefieres no usar medicamentos.

o No puedes orinar.

Resección transuretral de la próstata: Se inserta un instrumento delgado con una luz, llamado endoscopio, en la uretra. El cirujano extrae todo salvo la parte externa de la próstata. A menudo, la resección transuretral de próstata alivia los síntomas rápidamente.

Incisión transuretral de la próstata: Se introduce un endoscopio iluminado en la uretra. El cirujano realiza uno o dos cortes pequeños en la glándula prostática. Esto facilita el paso de la orina a través de la uretra. La incisión transuretral de la próstata puede ser una buena opción si tienes la glándula prostática pequeña o ligeramente agrandada.

prostata-13.png

Prueba de PSA

La prueba de PSA (antígeno prostático específico) es un análisis de sangre que mide el nivel de PSA en una muestra de sangre. El antígeno prostático específico es una proteína producida por la próstata

Es normal tener niveles bajos de antígeno prostático específico en la sangre. Un nivel alto de PSA puede ser causado por:

o Cáncer de próstata

o Agrandamiento de próstata (hiperplasia prostática benigna)

o Otros problemas de la próstata comunes

o Tomar ciertos medicamentos

¿POR QUÉ SE NECESITA UNA PRUEBA DE PSA?

La decisión de hacerse una prueba de PSA para detectar el cáncer es suya. Usted y su profesional de la salud pueden considerar su riesgo de desarrollar un cáncer serio que puede propagarse si no se descubre temprano. El riesgo de un cáncer de próstata serio puede ser más alto dependiendo de:

o Edad: El riesgo de cáncer de próstata aumenta después de los 50 años

o Su historia familiar de salud: Si miembros de su familia han tenido cáncer de próstata, su riesgo puede ser más alto

PROSTATA-14.png

Preguntas Frecuentes

¿Por qué es indispensable el cuidado de la salud prostática?

Es necesario estar atentos y realizar las revisiones urológicas anuales con el objetivo de la detección precoz del cáncer de próstata. Los métodos para diagnosticarlo son la determinación del antígeno prostático específico (PSA).

¿Qué síntomas deben encender la luz roja?

o Dolor en la zona pélvica

o Dificultad para comenzar a orinar o para vaciar la vejiga

o Flujo urinario débil

o Orinar con mucha frecuencia, con dolor o con escozor al orinar

o Hematuria (sangre en orina)

o Hemospermia (sangre en el semen)

¿Prevención y recomendaciones?

No existe ninguna conducta preventiva en las enfermedades de la próstata, incluido el cáncer, no hay nada que pueda hacer el paciente para evitar su aparición, por eso los controles anuales con el urólogo son la mejor prevención.

bottom of page